Follow by Email

miércoles, 15 de febrero de 2012

PROPORCIÓN ÁUREA


     La también llamada "divina proporción" se basa en un principio bien simple, lo cual no le resta ese halo de misterio que acompaña a todo aquello que, desde siglos, viene siendo utilizado en el arte, la naturaleza y la ciencia. Lo encontramos en la disposición de las semillas en el girasol, en el árbol genealógico de las abejas, en las catedrales góticas y en las pirámides, en el Renacimiento, en el cuerpo humano y en las conchas de los moluscos, por decir algunos ejemplos.
     Los matemáticos le han asignado la letra griega Fi o el número 1,6180339.... Desde Babilonia, en las tablillas donde aparecen cálculos matemáticos, hasta los fractales de nuestra época se elige esta proporción como paradigma de la belleza que, en la naturaleza, se muestra en formas perfectas donde forma y función van inseparables.  En el ADN humano, en la música,  en la preciosa espiral de nuestro oído interno, en los lirios, margaritas y el ángulo áureo en los pétalos de la rosa, la serie Fibonacci, variación del número mágico, dan buena muestra de esta apasionante ley universal.

Quien desee profundizar en ello puede consultar:
 http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%BAmero_%C3%A1ureo
 http://centros5.pntic.mec.es/ies.victoria.kent/Rincon-C/Curiosid/Rc-25/RC-25.htm







No hay comentarios:

Publicar un comentario